We use cookies to ensure that users enjoy the best possible experience on our website. If you continue using this site, we assume you are in agreement. More information Close
Conexión Adiccioff. Esto no es un juego

ONCE blog on inclusive education

EL AÑO EN QUE APRENDIMOS A COVID-VIR

Viernes, 18 de diciembre de 2020

Estamos a unos días de acabar un año diferente, singular e inolvidable, que ha afectado a toda la población mundial, pero que sin duda ha marcado particularmente a las nuevas generaciones.

En el reciente informe de Unicef, “Impacto de la crisis por COVID-19 sobre los niños y niñas más vulnerables”, los efectos más inmediatos del confinamiento han sido el aburrimiento y la falta de estímulos, la incertidumbre y la falta de relación con las amistades.

Esto da cuenta de lo importantes que son las relaciones entre iguales y la sociabilización para un desarrollo integral y positivo en los más pequeños; de ahí que Unicef pida que el uso de dispositivos se limite a hora y media diaria, en niños de hasta 12 años.

LA DIVERSIDAD ENRIQUECE; LAS RELACIONES HUMANAS, MÁS.

El día da para mucho y es nuestro deber, como adultos, enseñarles que existen otras vías de esparcimiento como jugar, leer, salir a pasear, hacer deporte, cocinar, tener hobbies, etc., no limitando la actividad diaria a una sola afición digital o tecnológica, y más ahora que se acerca el periodo vacacional.

Si bien hablamos en anteriores publicaciones de que las tecnologías son herramientas facilitadoras de relación y comunicación que han permitido sobrellevar meses duros de confinamiento, se hace necesario reflexionar sobre nuestro cometido como adultos, y en este sentido, reflexionar sobre el apego que tenemos a las mismas, y las horas que les dedicamos a lo largo del día, bien por trabajo o por ocio. Debemos valorar qué ejemplo queremos dar a los más pequeños, apostando por las relaciones humanas, sin olvidar que la base del ser humano es su sociabilidad y empatía con sus iguales.

Puede que algunos digan que las tecnologías deshumanizan a la persona por prevalecer este tipo de relaciones virtuales y simultáneas, pero justamente por ello, se hace necesario reflexionar sobre este tiempo que nos ha tocado vivir y recuperar la base misma de las relaciones humanas y la interacción, independientemente de si son virtuales o presenciales.

REALIDAD VIRTUAL, COMUNIDAD REAL

Toca recuperar la empatía y enriquecer de nuevo nuestras relaciones sociales, nutrir los estímulos que provocan las ganas de aprender, rehuir del aburrimiento y fomentar de nuevo interacciones cercanas y humanizadas que no nos hagan olvidar lo que somos, seres sociales por naturaleza que necesitan de sus iguales para crecer y desarrollarse.

Inmersos en la era digital, no podemos encadenarnos a lo virtual, sino recuperar la esencia misma de nuestra naturaleza, que es crear lazos de relación social. 

NAVIDADES DIFERENTES PERO CON EL MISMO ESPÍRITU

Queda claro que estas navidades van a ser fechas de reuniones virtuales y acercamiento limitado. Estas navidades, nuestros lazos familiares saldrán reforzados, ya sea de forma virtual o presencial manteniendo las distancias, porque la fuerza del ser humano reside en su sociabilidad y empatía.

“Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos.”

Juan Donoso Cortés, ensayista español.

CONTENT RELATED TO THE 37TH ONCE SCHOOL CONTEST

  • Educación y Familia
    Inclusión VS Discapacidad
    El 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, tanto para visibilizar como para promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad, así como... Read more
    Martes, 1 de diciembre de 2020

The inclusive education blog contains full information about the ONCE school contest and the World Blindness Summit.

Get inspired about inclusiveness and innovation education in classrooms and how to empower kids and families through education.